Odontopediatría

odontopediatría

Preguntas
frecuentes


¿Sabes el riesgo de caries de tus hijos?

¿Acudes a menudo al odontólogo?, ¿Te han tenido que hacer algún tratamiento dental?, ¿Tu hijo toma alguna medicación?, ¿Con qué frecuencia ha tomado azúcares tu hijo en la última semana? Estas y otras preguntas, nos sirven a los odontopediatras para valorar el riesgo de caries de nuestro pacientes, ya que nuestra filosofía es la de aplicar protocolos para promover las visitas preventivas a una edad temprana en vez de esperar a la necesidad de tratamientos restauradores o incluso extracciones motivadas por la caries.

¿Cómo identificar el riesgo de caries?

En nuestra clínica contamos con métodos diagnósticos complementarios a la entrevista personal de la primera visita, de última tecnología, como radiografías digitales de baja radiación que nos permitirán valorar la presencia de caries por mínima que esta sea, para poder aplicar tratamientos preventivos odontológicos de mínima intervención (lo que conocemos por Odontología Mínimamente Invasiva), o test de saliva para conocer las características de la misma analizando su pH y su carga bacteriana, para poder asesorar cómo combatir un posible pH ácido, por ejemplo, y por lo tanto más propenso a la generación de caries.

Sobre las caries

Las sociedades científicas (tanto odontológicas como pediátricas) confirman que la caries dental es una enfermedad infecciosa transmisible y que se puede prevenir, de hecho, la presencia de caries en dentición temporal es uno de los mejores indicadores de caries futura en la dentición definitiva.

La importancia de la prevención y el mantenimiento

La temprana y correcta identificación del riesgo de caries en niños es de gran importancia, a diferencia del enfoque tradicional basado en realizar obturaciones. Por curioso que parezca, tratar una caries a través de una obturación no disminuye el riesgo general de caries, es por ello muy importante procurar identificar las causas de las mismas y ayudarle en la prevención.

Traumatismos

¿Sabías que el cambio de coloración de un diente (típico diente “oscurito”) suele ser consecuencia de un traumatismo?, ¿sabías que los dientes y muelas de leche, tiene raíces y nervios como los dientes y muelas definitivos, y por lo tanto cualquier “accidente” en una pieza de leche puede tener consecuencias en la dentición definitiva?

Hay diferentes grados de severidad de los traumatismos dentofaciales, pero hasta el traumatismo más “tonto”, que parece no tener repercusiones físicas (no se ha roto ningún diente, no se han desplazado de sitio, no se ha hecho heridas…), debe ser consultado y valorado por un especialista en traumatología dental infantil, como nuestro equipo de odontopediatras.

Falta de espacio

Aparece cuando no existe espacio suficiente para que todos los dientes estén alineados juntos en la arcada dentaria. Puede deberse a un tamaño grande de los dientes, a unas bases óseas estrechas o una mezcla de ambas y los principales signos para identificar este problema serían: dientes apiñados, pérdida prematura de dientes de leche y dientes que erupcionan alejados de su posición normal.

Odontobebés

1 + 1 = 0: Una primera visita al odontopediatra, con la erupción del primer diente de leche, equivale a cero caries. En Prieto&Serrano pensamos que la prevención es lo más importante.

La odontología del bebé tiene como finalidad aportar una guía anticipatoria e informativa de prevención de caries, pensando también que esto tiene una consecuencia psicológica en el más pequeño, puesto que si vienen “para contar dientes”, los iremos preparando para posibles tratamientos dentales futuros, aunque el verdadero objetivo sea crear un hogar dental ya que está demostrado que los niños que tienen un hogar dental, tienen más probabilidades de recibir atención preventiva y de salud bucal apropiada de manera rutinaria.

Sedación consciente o anestesia general

Son técnicas que está indicado emplear en determinados tipos de pacientes con ansiedad o excesivo miedo, que no responden adecuadamente a técnicas de manejo de conducta habituales, como por ejemplo el “mostrar-decir-hacer”, adecuación del lenguaje odontológico a la edad del niño, el control de voz, el uso de dispositivos especiales que acomoden la postura de los más pequeños, etc…

cuatro puntos a tener en cuenta

Prevención
de caries


¿Sabes el riesgo de caries de tus hijos?

El riesgo de caries se puede determinar para cada paciente en particular y permite un enfoque individualizado de los problemas presentes o qué potencialmente pueden aparecer.

¿Cómo identificarlo?

A través de una anamnesis rigurosa y una serie de pruebas complementarias.

Sobre la caries

Es una enfermedad infecciosa transmisible y se puede prevenir.

La importancia de la prevención

1 + 1 = 0: Una primera visita al odontopediatra, con la erupción del primer diente de leche, equivale a cero caries.

Guía rápida

ante un
traumatismo


¿Se le rompió un diete a tu peque y no sabes qué pasos seguir? Descarga nuestra guía rápida donde te enseñamos qué debes hacer.

Odontobebés

¿Cuándo debo de empezar a cepillar a mi hijo o hija?, ¿el flúor es malo?, ¿es mejor el cepillo eléctrico o manual?

La odontología del bebé tiene como finalidad aportar una guía informativa de prevención de caries, pensando también que esto tiene una consecuencia psicológica en el más pequeño, puesto que si vienen “para contar dientes”, los iremos preparando para posibles tratamientos dentales futuros, aunque el verdadero objetivo sea crear un hogar dental ya que está demostrado que los niños que tienen un hogar dental, tienen más probabilidades de recibir atención preventiva y de salud bucal apropiada de manera rutinaria.

Odontobebés

¿Cuándo debo de empezar a cepillar a mi hijo o hija?, ¿el flúor es malo?, ¿es mejor el cepillo eléctrico o manual?

La odontología del bebé tiene como finalidad aportar una guía informativa de prevención de caries, pensando también que esto tiene una consecuencia psicológica en el más pequeño, puesto que si vienen “para contar dientes”, los iremos preparando para posibles tratamientos dentales futuros, aunque el verdadero objetivo sea crear un hogar dental ya que está demostrado que los niños que tienen un hogar dental, tienen más probabilidades de recibir atención preventiva y de salud bucal apropiada de manera rutinaria.

Sedación consciente o anestesia general

Sedación consciente: Se lleva a cabo en el gabinete dental, bajo la supervisión de un anestesiólogo. Es ideal para el niño potencialmente colaborador pero que se muestra tenso en el tratamiento dental estandarizado, y también en tratamientos más largos.

Anestesia general: Se lleva a cabo en ámbito hospitalario. Indicada en niños con auténtica fobia dental, nada colaboradores, con múltiples caries y edades tempranas.

Cuéntanos:

Cuéntanos: